Contents
  1. En Busca de La Trascendencia-Osho
  2. LIBRO LA SEMILLA DE MOSTAZA OSHO PDF
  3. Descargar TAO: SU HISTORIA Y ENSEÑANZAS (Osho Classics) Osho pdf - caphimuce

6 days ago El libro de la comprensión by Osho is Spirituality El camino hacia la libertad es incierto y está Osho nos propone el reto de llevar a cabo una. Osho E-Books. Find and save ideas about Osho pdf on Pinterest. | See more ideas about Libros de osho pdf, Osho libros gratis and Libros de walter riso. Welcome to the world of OSHO – an opportunity to experience for yourself the essence of meditation. Read, watch View or download this article in PDF format.

Author:LAINE CHODOROV
Language:English, Spanish, Hindi
Country:Dominican Republic
Genre:Science & Research
Pages:236
Published (Last):24.04.2016
ISBN:150-1-62101-706-5
Distribution:Free* [*Register to download]
Uploaded by: LAKEESHA

46056 downloads 166470 Views 26.78MB PDF Size Report


Osho Libros Pdf

of these books. | See more ideas about Osho books, Books online and Books to Read. Essere se stessi libro - Kindle pdf download. Timeless Pop Partidos. Tantra:The Supreme Understanding by khadictasmimou.cf The Awakening of Intelligence by J. khadictasmimou.cf Free Books, Awakening, Knowledge. More information. En Busca de La Trascendencia-Osho. Uploaded by Orlando Download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd. Flag for .. Osho - El Libro de La Nada.

International Press. Choose your Month and Article on: View or download this article in PDF format. And Osho insight on Nationalism - "I am not an enemy of the nation, my view is international. This whole earth is one. Kyudo or Zen Archery is a lesson in control over one's body, mind and demeanor. It is one of the regular classes offered at the Osho International Meditation Resort in the sprawling marble space, the Buddha Grove. Read to know more And they will enhance not only the woman's part of the world - because the world is one - they will enhance the whole world. Referred to as a revolutionary, an enlightened and charismatic leader, and also a mad man, a heretic - often in the same breath, Osho was unarguably one of the most influential spiritual teachers of the second half of the 20th century. Rashmi Alnoor spent a day at the Osho International Meditation Resort in Pune to gain a first-hand understanding of the meditation techniques offered by the man that many address as Osho. You can know everything except your own self. East comes to Osho: Chinese, Koreans, Japanese are new visitors.

And Osho insight on Nationalism - "I am not an enemy of the nation, my view is international. This whole earth is one.

Kyudo or Zen Archery is a lesson in control over one's body, mind and demeanor. It is one of the regular classes offered at the Osho International Meditation Resort in the sprawling marble space, the Buddha Grove. Read to know more And they will enhance not only the woman's part of the world - because the world is one - they will enhance the whole world. Referred to as a revolutionary, an enlightened and charismatic leader, and also a mad man, a heretic - often in the same breath, Osho was unarguably one of the most influential spiritual teachers of the second half of the 20th century.

Rashmi Alnoor spent a day at the Osho International Meditation Resort in Pune to gain a first-hand understanding of the meditation techniques offered by the man that many address as Osho. You can know everything except your own self. East comes to Osho: Chinese, Koreans, Japanese are new visitors.

Although the meditation resort sees many foreigners - the international community accounts for 38 percent of visitors It is now playing host to a significant number of visitors from the East, including China, japan and Korea.

Feel the hurt, feel the pain, don't avoid it. Despus, la atencin se fija en el silencio, pero los pensamientos vuelven, de vez en cuando. Cuando consiguen atraer su atencin, vuelve a perderse el silencio y empiezan a moverse los pensamientos.

Durante los ltimos momentos del cuarto cuerpo, la mente se mantiene alternativamente entre los dos. En el quinto plano se habrn extinguido todos los. Todava no se trata del silencio definitivo porque sigue existiendo en comparacin con el pensamiento y la palabra. El silencio significa ausencia de palabra, el vaco implica un estado en el que no existe ni silencio ni palabra.

En el cuadro ya no se ven las caras, ni tampoco el florero, slo el papel en blanco. Si en este momento le preguntaran dnde se encuentran los rostros o el florero, usted no podra decir nada.

El estado de absoluto no-pensamiento se produce en el quinto cuerpo. En el cuarto tenemos destellos de tal estado; lo percibiremos aqu y all, entre dos pensamientos. Pero en el quinto plano, el estado de no-pensamiento se tornar evidente y los pensamientos habrn desaparecido.

Ahora me referir a la segunda parte de su pregunta, que dice: Es necesaria la identificacin para la formacin de los pensamientos, o pueden producirse stos sin ninguna identificacin? Hasta el tercer cuerpo, la identificacin y el pensamiento se producen de forma simultnea. Por un lado est tu identificacin y por el otro el pensamiento; no existe intervalo alguno entre ambos.

Sus pensamientos y usted forman una cosa, no dos. Cuando usted se siente furioso, es un error decir que est furioso.

Sera ms correcto decir que usted se ha puesto furioso; porque, con respecto a esa furia, tambin le hubiera sido posible evitarla. Por ejemplo, supongamos que digo que estoy levantando mi mano, y usted me replica: Detenga ese movimiento, y yo le contesto: Eso no es posible, las manos se siguen moviendo. En tal caso, usted se cuestionara qu es lo que quiero decir cuando afirmo que estoy levantando la mano.

Porque si digo: Estoy alzando la mano, tambin estoy en disposicin de detener el movimiento. De lo contrario, no podra asegurar que esa mano fuera ma. Carecera de sentido.

Desde el momento en que usted no puede detener sus pensamientos, su identificacin con ellos es completa hasta llegar al tercer cuerpo. Hasta ah, usted es pensamiento. Por tal motivo, hasta ese tercer cuerpo el oponerse a los pensamientos de una persona significa que usted se est oponiendo a esa persona. Lo que usted dice est equivocado, afirma usted; pero la otra persona no pensar que lo que acaba de decir pueda estar equivocado, sino que l est equivocado.

En Busca de La Trascendencia-Osho

La mayora de las disputas y conflictos tienen lugar no por causa de una simple manifestacin, sino porque el ego se ha identificado plenamente con tal manifestacin. Por tanto, atacar sus pensamientos es atacarlo a usted mismo. Incluso si en su interior usted se dice: No importa que uestes no est de acuerdo conmigo, en el fondo, sentir que se han opuesto a usted.

Sucede con frecuencia que uno llega a olvidarse de la idea motivo de discrepancia y, sin embargo, se discute por mantener los propios puntos de vista al margen de aquella. Usted ha basado toda su entidad en ciertas opiniones que considera sagradas; son sus autnticos principios y argumentos bsicos.

LIBRO LA SEMILLA DE MOSTAZA OSHO PDF

Hasta el tercer cuerpo no existe separacin entre usted y sus pensamientos. Usted es el pensamiento. En el cuarto cuerpo se inician las oscilaciones. Empieza a tener atisbos del hecho de que usted es una entidad y sus pensamientos son otra cosa. Pero, hasta entonces, es incapaz de detener sus pensamientos, porque la asociacin con ellos todava est muy enraizada. Arriba, en las ramas del rbol, usted ya empieza a sentir la diferencia.

Se sienta en una rama, sus pensamientos en otra, y usted aprecia que ellos no son usted. Pero, en lo profundo, usted y ellos son la misma cosa. Por eso, parece que los pensamientos se encuentran separados, y tambin que si mi asociacin con ellos llegara a romperse, cesaran por completo. Pero no cesan. A un nivel ms profundo, esa asociacin con los pensamientos contina. Los cambios empiezan a tener lugar en el cuarto plano. En ese nivel empieza a tener una nocin vaga de que los pensamientos y usted son entidades diferentes.

Todava no se atreve a manifestarlo, y el proceso mental sigue realizndose de forma mecnica. Todava no puede detener sus pensamientos, ni tampoco observarlos separadamente.

Yo puedo decirle: Detenga su ira, y compruebe que usted es el dueo de sus emociones, y tambin puedo decirle:. Genere su propia ira y compruebe que puede dominarla. Usted me contestar: Cmo puedo hacer eso? Yo no soy capaz de crear la ira.

En el instante en que logre hacerlo usted se convertir en su dueo. Porque, entonces, podr detenerla en cualquier momento.

Cuando se es maestro, el proceso de generar el enfado y de pararlo est en nuestras manos. Si puede producirla, tambin podr detenerla. Resulta interesante comprobar que el hecho de detener la emocin es un poco ms difcil que el de producirla. As que, si desea convertirse en su propio maestro, empiece por generar su proceso de ira, que le resultar ms fcil. Al iniciar el proceso se encintrar muy tranquilo, pero cuando quiera detenerla, ya se sentir involucrado en ella y no ser dueo de s mismo.

Cmo la pararemos? Resulta siempre ms sencillo iniciar el experimento, creando el enfado, que detenindolo. Por ejemplo, usted empieza a rer, pero cuando ya se haya en plena risa, le resultar muy difcil contenerla. Pero si usted no est riendo y quiere empezar a rerse, lo puede conseguir en un par de minutos. As conocer el secreto de la risa de dnde procede y cmo se produce-, y de este modo tambin conocer el secreto de cmo pararla, cosa que podr hacer. En el cuarto plano empezar a ver que usted y sus pensamientos son cosas separadas; que usted ya no es uno con sus pensamientos.

Por tanto, cuando se produzca el estado de no-pensamiento, tal como ya dije, se hace presente el testigo; y siempre que haya pensamientos, el testigo se habr disipado. En los intervalos existentes entre los pensamientos es decir, en las brechas que los separan- usted podr comprobar que su identidad est separada de ellos.

As pues, no existe asociacin entre usted y sus pensamientos. Pero, incluso entonces, usted no ser ms que un pobre observador. No conseguir mucho, aunque es un hecho que todos los esfuerzos deben ser realizados en este cuarto cuerpo.

As que ya he definido dos posibilidades para este cuarto cuerpo; una, que es la natural, y la otra, que se consigue a travs de la meditacin. Usted podr alternarlas.

La primera de estas posibilidades es pensamiento, y la segunda es comprensin. En el instante en que usted logre el segundo potencial del cuarto cuerpo viveka, o comprensin-, el cuarto cuerpo se desmoronar, al igual que la identificacin de la conciencia con la mente. En otras palabras, usted habr alcanzado el quinto plano, y dos cosas habrn desaparecido: En el quinto cuerpo usted puede convocar sus pensamientos o no hacerlo, segn le parezca.

Por primera vez, los pensamientos sern un simple medio y no dependern de su identificacin. Si desea crear ira, generar ira; si desea crear amor, lo har as. Si usted no desea crear ningn sentimiento o pensamiento, estar en plena libertad de hacerlo.

Si desea detener la ira, que ya empezaba a producirse, puede hacer que se detenga. Cualquier pensamiento que desee tener, lo tendr; y a todo lo que no desee albergar en su mente, le ser imposible aduearse de ella.

Hay muchas ancdotas que se cuentan de la vida de Gurdjieff. La gente le tena por un individuo muy singular. Si, por ejemplo, dos personas se sentaban enfrente de l, poda mirar a una de ellas con la mxima ternura, y a la otra con un gesto absolutamente colrico. Llevaba a cabo esos cambios con tanta rapidez, que ambas personas se separaban de l con impresiones totalmente antagnicas. Y as, aunque ambas le haba entrevistado al mismo tiempo, una dira: Tiene la mirada de un tipo peligroso, mientras que la otra firmaba: Est lleno de amor.

Esto es algo que se puede hacer muy fcilmente en el quinto plano. Gurdjieff estaba por encima de la mera comprensin que pudiera tener la gente de l. Poda poner en su cara, de forma instantnea, la expresin que ms le interesara. Lo que para otros era algo muy difcil, para l constitua un simple juego. La razn que subyace tras todo esto es que, en el quinto cuerpo, usted es el propio dueo de s mismo, y puede convocar todo tipo de sentimientos que desee.

Ira, amor, odio, perdn, todas las emociones y pensamientos se convierten en mero juego, de tal modo que usted puede sentirse relajado siempre que quiera. Relajarse despus de haber jugado es algo muy sencillo, pero tratar de relajarse de. Si yo estoy simplemente jugando con la ira, no me sentir enojado cuando ustedes abandonen esta sala.

Descargar TAO: SU HISTORIA Y ENSEÑANZAS (Osho Classics) Osho pdf - caphimuce

Si juego el papel de hablador, dejar de hablar en cuanto ustedes se vayan. Incluso si nadie me atiende, yo me escuchar a m mismo.

Quiero continuar hablando porque sa es la razn de mi vida; no se trata de un juego del que pueda relajarme. Es mi autntica vida, la que me domina. Un hombre as hablar incluso por la noche. En sueos, reunir una multitud para poderles hablar. Tambin en sueos podr querellarse, pelearse y hacer todo aquello que ha estado haciendo durante el da.

Seguir hacindolo durante las veinticuatro horas, porque es su vida, su autntica existencia. Su identificacin se desarme en el quinto cuerpo. All, por primera vez, usted se encuentra en paz, est vaco, entregado a su propia voluntad.

Pero cuando surja la necesidad, tambin podr utilizar toda su capacidad de pensar. Sera mejor decir que, antes del quinto cuerpo, los pensamientos lo utilizan a usted, y a partir del quinto, usted utiliza sus propios pensamientos.

Antes de que tal cosa llegara a producirse no ser correcto decir: Yo pienso. En el quinto cuerpo usted tambin comienza a darse cuenta de que sus pensamientos no son usted; y que los pensamientos de los dems tambin penetran en usted. De este modo, usted no es consciente de que los pensamientos ajenos han llegado a formar parte de los suyos propios.

Nace un Hitler y Alemania entera se impregna de sus teoras; sin embargo, cada alemn se cree que tiene su propio pensamiento. Un individuo muy dinmico difunde sus ideas entre otras mentes, y stas se convierten en su eco. Esta clase de dinamismo es tanto ms serio cuanto que est profundamente arraigado. Por ejemplo, hace ya dos mil aos que muri Jess. Pues bien, las ondas que dej su pensamiento siguen recorriendo el mundo, e impregnando la mente de los cristianos que consideran las teoras de Jess como las suyas propias.

Lo mismo sucede en el caso de Mahavira, Buda, Krishna y otros. Los pensamientos de cualquier personaje dinmico, ya sea bueno o malo, pueden ejercer su influencia sobre la mente humana.

La impronta dejada en nuestras mentes hindes por Tamerln y Genghis Khan todava no se ha desvanecido, ni tampoco la debida a Krishna y a Rama.

Las ondas de su pensamiento siguen recorriendo el universo, y nosotros las recibimos y las incorporamos a nuestros particulares estados mentales. Siempre sucede que una persona que se muestra muy buena por la maana se vuelve mala al medioda.

Por la maana absorbe las ondas de Rama; por la tare puede sentirse influenciado por las ondas de Genghis Khan.

La capacidad receptiva y el momento producen la diferencia. El mendigo siempre empieza a pedir por la maana, porque el efecto de las vibraciones malignas es mnima a esa hora en que sale el sol. Pero a medida que el da va avanzando, y el sol se siente cansado en su larga travesa por los cielos, la influencia del mal gana fuerza, de manera que ese pobre mendigo no obtendr limosna alguna cuando llegue la noche.

Si un pobre pide un par de rupias por la maana temprano, es difcil que se las nieguen; pero, a medida que va transcurriendo el da, se hace ms difcil que obtenga su limosna. Al anochecer se est cansado de todo un da de trabajo y, por tanto, el nimo ser muy poco propicio a la caridad.

La condicin mental es completamente distinta, de la misma forma que tambin lo es el ambiente que le rodea. De modo que los pensamientos que creemos que son nuestros no nos pertenecen. Esto lo experimentar usted solamente en el quinto cuerpo.

Related files


Copyright © 2019 khadictasmimou.cf.